domingo, 10 de agosto de 2008

Los Bósques Vírgenes


Los bosques que no han sido explotados, es decir son vírgenes, almacenan un 60% más de dióxido de carbono (CO2) que los replantados, según concluye un estudio de la Universidad Nacional de Australia, que asegura que este factor no se ha tenido en cuenta en ninguno de los estudios, como los del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), que se han realizado para determinar la magnitud e implicaciones del calentamiento global.

El informe australiano revela que los bosques no explotados del sureste del país pueden almacenar unas 640 toneladas por hectárea de CO2, mientras que el IPCC estimó la capacidad en unas 217 toneladas.

Aparte de almacenar una gran cantidad de CO2, los bosques vírgenes lo hacen durante mucho más tiempo, ya que los repoblados se explotan en un sistema de rotación: los nuevos árboles replantados se cortan al cabo de un tiempo, y se van añadiendo nuevos, indica el estudio.

Brendan Mackey, coautor del trabajo, señala que es muy importante mantener los bosques no explotados como están, y considera que el sistema de realizar plantaciones en bosques nuevos para neutralizar emisiones resulta poco útil, ya que no es lo mismo la cantidad neutralizada por un árbol de dos años que por uno de 50 ó 100.

Publicar un comentario