viernes, 17 de octubre de 2008

Me lo temía: palabrería contra el cambio climático

La noticia de la Agencia EFE dice que la Unión Europea mantiene los objetivos contra el cambio climático, pero flexibiliza su aplicación que, a la postre, es como decir poco o nada. ¿No es eso lo que ocurre con muchas empresas? Pueden contaminar lo que quieran, pagan la multa y siguen contaminando. ¿Y qué más da? Seguro que evitar la contaminación les cuesta más que la multa o sanción administrativa, luego: contamidad, contamidad que hay crisis, que hay recesión, se puede contaminar más aún sin problemas.

Os pongo un fragmento de texto de la noticia:

El texto final aprobado por los líderes promete buscar "soluciones apropiadas que atiendan la situación específica de los países", una cesión a Italia y ocho estados de la Europa central y del Este que pedían que se tuviera en cuenta las dificultades de la industria ante la gravedad de la situación económica.
Además, elimina la referencia a la necesidad de preservar "el equilibrio y parámetros fundamentales de las propuestas contra el cambio climático".

Leed la noticia entera.


Cada vez nos parecemos más a la rana del documental de Al Gore: ESTO NO ES UN PROBLEMA POLÍTICO, ES UN PROBLEMA MORAL.
Publicar un comentario