jueves, 23 de octubre de 2008

No es lo mismo plantar que talar, 2

Recibo del gabinete de prensa del Ayuntamiento de Molina de Segura una de las noticias que más me gustan: se están plantando árboles, sobre los cuales espero se lleve un seguimiento hasta que hayan asegurado su crecimiento:


Un grupo de unos 20 voluntarios, coordinados por la educadora socioambiental y la bióloga de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Molina de Segura, ha realizado trabajos de limpieza y plantación de más de 70 árboles autóctonos de ribera en el Soto de Los Álamos, junto al Río Segura, en la pedanía de El Llano, dentro del Programa de Voluntariado Ambiental.

Según explica la Concejala de Medio Ambiente, Consuelo Rosauro Meseguer, “el Programa de Voluntariado Ambiental para este año 2008
tiene como principal objetivo la participación de ciudadanos y ciudadanas en los trabajos de recuperación ambiental y mejora del Río Segura y su entorno a su paso por esta localidad. Y se enmarcan dentro del Programa de Conservación y Mejora de los Ecosistemas Naturales del Río Segura, que estamos llevando a cabo desde el Servicio del Medio Natural de la Concejalía de Medio Ambiente, en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Segura”.

El pasado sábado 18 de octubre, los profesionales del Programa de Voluntariado contratados por el Ayuntamiento, Néstor Yelo y Virgina Pina, con la colaboración del Operario para la Conservación de los Espacios Naturales de Molina, Paco Lozano, y acompañados de un grupo de unos 20 voluntarios y voluntarias (de Molina de Segura y otros municipios de la Región, como Alcantarilla, Murcia, las Torres de Cotillas y Fortuna) realizaron actividades de reconocimiento de las principales especies vegetales del Río Segura existentes en el Soto de La Hijuela, espacio natural recuperado ambientalmente por el Ayuntamiento hace 8
años, y posteriormente se trasladaron al Soto de Los Álamos para participar en las tareas de limpieza de la zona y de plantación de olmos, álamos, tarays y baladres. En total, unos 70 árboles de algunas de las especies características de la vegetación típica nuestros ríos.

La Concejala señala que “es fundamental, dentro de cualquier proyecto de recuperación ambiental, la implicación social a través de programas como el de voluntariado ambiental. Es por ello que uno de los objetivos del Plan de Conservación del Río Segura es facilitar el conocimiento directo, el uso público y promover la implicación social y la participación comunitaria en las tareas de recuperación de este entorno. Desde la Concejalía de Medio Ambiente queremos agradecer la colaboración de los voluntarios y voluntarias, que son un ejemplo para todo la ciudadanía y una satisfacción para los que desde nuestros puestos de responsabilidad tratamos de sacar adelante estos proyectos”.

El Programa de Voluntariado Ambiental de Molina de Segura finaliza sus actividades este año con un recorrido por la vega del Segura a su paso por Molina de Segura para la investigación y reconocimiento del Patrimonio Etnográfico, el sábado 22 de noviembre.

A ver si se cumple la promesa de la Consejería del ramo, de plantar un arbol por murciano.
Publicar un comentario