miércoles, 15 de octubre de 2008

Un lago que desaparece en horas


El lago de origen glacial en el extremo sur de Chile que desapareció abruptamente en abril volvió a vaciarse el miércoles pasado. "Llama la atención la recurrencia del fenómeno en tan poco tiempo, lo que nos motiva a realizar más estudios en la zona", dijo Rodrigo Weisner, director de la Dirección General de Aguas (DGA).
Después de que el lago Cachet 2, en la Patagonia chilena, recuperara en junio el 70% de sus aguas, tras el primer fenómeno conocido como GLOF (Inundación Explosiva de Lago Glacial, por sus siglas en inglés), la DGA detectó el desagüe de 200.000 millones de litros del lago.
El organismo informó que el caudal del río Baker, contiguo al lago de cinco kilómetros de largo y uno de ancho, aumentó de 1.200 a 3.750 metros cúbicos por segundo. También destacó un descenso de la temperatura de 8 a 3,5 grados centígrados.
En tanto, el fenómeno que se asocia al calentamiento global
hizo crecer el río Colonia, afluente del Baker, en 4,5 metros de altura.
La DGA informó que se sobrevolará el área para llevar a cabo una inspección visual del fenómeno, tendiente a verificar la situación de los ríos Colonia y Baker.
Entre el 6 y el 7 de abril, el lago Cachet 2 había perdido, también, unos 200.000 millones de litros de agua.
Un año antes, otro lago en la misma zona desapareció súbitamente. Se trata del Témpanos, que tenía 1,8 kilómetros cuadrados.rse el miércoles, según informó un centro de estudios.
Publicar un comentario