domingo, 23 de noviembre de 2008

Un cementerio para los vivos


Así podría definirse esa iniciativa de aprovechar los techos del cementerio para instalar placas solares: una oportunidad para los vivos, para salvar el planeta de la adicción al mortal C02.

Aprovechar cualquier rincón para fomentar el uso de las energías renovables, también el cementerio, es uno de los principales objetivos del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès) en materia de desarrollo sostenible. Y desde ayer 752 metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos trabajan a pleno rendimiento en el techo de los nichos del camposanto municipal.

El parque solar generará al año 124.374 kilovatios hora, lo que permitirá suministrar energía a 60 familias colomenses y reducir las emisiones de C02 a la atmósfera en 62 toneladas. La iniciativa es pionera en España y cuenta con el apoyo de la Diputación, Endesa y Conste, concesionaria del cementerio.Santa Coloma de Gramenet ha construido su mayor parque solar en el cementerio municipal, que, orientado al sur y situado en la ladera del Singuerlín, recibe al año muchas horas de sol. Éste es el quinto parque fotovoltaico en la ciudad, que hasta ahora había instalado sus placas sobre centros escolares, la biblioteca central del municipio y el polígono Bosc Llarg.

A ver si el ejemplo cunde, pues desde donde vivo veo las terrazas de los nuevos grandes centros comerciales: Nueva Condomina, Thader, estoy viendo la construcción de otro gigantesco junto a la universidad, otro en Guadalupe... ¡Y a pesar de ser lugares que consumen enormes cantidades de energía eléctrica NO TIENEN NI UNA PLACA SOLAR en sus descomunales terrazas!

Leed más. (El País, de quien es también la foto).
Publicar un comentario