domingo, 28 de diciembre de 2008

Ayer era FE, hoy LIXIVIADOS

Según esta noticia de Vegamediapress.com, en efecto, como comentábamos ayer, hay que tener FÉ (con acento, además sonoro, que se escuche bien lejos) para reciclar en la Región de Murcia, pues parece que hay más trampas que en la serie televisiva El Virginiano:

El texto es íntegro, y está firmado por J.P.:


Los lixiviados que genera diariamente la planta de residuos sólidos de Ulea y el vertedero de Cañada Hermosa para su eliminación son transportados en cubas de la empresa CESPA a la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Molina de Segura (EDAR) , según han denunciado Ecologistas en Acción de la Región de Murcia. Esta organización calcula que cada día la depuradora recibe de cincuenta a sesenta mil litros de este líquido altamente contaminante. Antes de terminar los lixiviados en la EDAR de Molina, se utilizaron otras depuradoras de las comarcas de la Vega Media y el Valle de Ricote.

Concretamente la depuradora de Ceutí recibió miles de litros de lixiviados, al parecer sin la autorización del ayuntamiento. La planta de Ceutí se estropeó por esta circunstancia, ya que el biológico que depuran las aguas del alcantarillado, se destruyó, lo que obligó a cambiar todo el sistema, con un coste millonario que tuvo que pagar el ayuntamiento de Ceutí en el año 2007 y 2008. Entonces el ayuntamiento prohibió expresamente la entrada de estos camiones a la depuradora local.

Posteriormente, tras la negativa de Ceutí, los camiones se dirigieron a la depuradora de Archena, donde también vaciaron cubas con lixiviados. Al parecer sin permiso del ayuntamiento, aunque pronto fueron alertados de que tampoco podrían vaciar ya que la depuradora no podía asumir estos vertidos.

No obstante, a partir del verano de 2008 todos los lixiviados, sesenta mil litros diarios, van a parar a Molina de Segura.

Ni la depuradora de Ceutí, ni la de Archena, ni la de Molina, están preparadas para eliminar estos líquidos, ya que están concebidas para eliminar las aguas residuales que generan los hogares. Ni siquiera las industrias pueden verter al alcantarillado urbano.

Desde Ecologistas en Acción manifiestan no entender “cómo estas instalaciones admiten los lixiviados, porque en teoría no está preparada. Y los metales pesados que contienen pasan al agua que se utiliza para regar”.

Ecologistas piensa que “si han concedido autorización para verte lixiviados por su bajo contenido en material pesado, una de dos, o no han hecho los análisis oportunos, o estos posiblemente han sido cocinados”.

Estos líquidos no pueden ser admitidos por ninguna depuradora de aguas residuales sin antes haber sufrido un proceso de depuración en depuradoras en origen, para eliminar los materiales pesados y otras sustancias que no pueden ser eliminadas con los biológicos que disponen las EDAR.

Señalan Ecologistas que “no comprendemos como Molina admite esto. Alguien tendrá que asumir sus responsabilidades, ya que los hechos ya han sido denunciados en Fiscalía y se puede estar contaminando las tierras de la Comunidad de Regantes de Campotejar, que es la concesionaria de esa aguas depuradas”.

Añaden Ecologistas que “las autoridades que gestionan la planta deben hacer una auditoría y una investigación a fondo para depurar responsabilidades si las hubiese y asimismo impedir esta práctica presuntamente incorrecta”.

Lo adecuado sería “analizar antes de verter el contenido de cada cuba para garantizar la no contaminación de las tierras de los agricultores de Campotejar”, dice el portavoz ecologista.

Lixiviados de Calasparra, Mazarrón y Los Alcázares también son depositados en Molina de Segura.

Nota: El lixiviado es un líquido producido por la descomposición de los residuos sólidos que contiene materiales pesados, peligrosos y contaminantes.

Publicar un comentario