viernes, 27 de febrero de 2009

Cosas de Murcia

Aún con crisis, el urbanismo sigue dando que hablar en la Región. Un grupo de agricultores de Ulea ha presentado al menos doce alegaciones a dos proyectos urbanísticos que afectan a 2.000.000 de metros cuadrados en el municipio, de 956 habitantes, y que prevé la construcción de 2.000 nuevas viviendas, por lo que la población actual se multiplicaría por seis, según informa hoy el gratuito 20 Minutos.

Los agricultores se quejan de dos aspectos: aseguran que la empresa promotora (Casas del Mar de Levante) no es propietaria de los terrenos. Además, dicen que no cuentan con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Segura, en tanto no se garantiza el suministro de agua a las nuevas casas. Por ello, estos vecinos comparan el plan con el de Francisco Hernando, el Pocero, y la urbanización que hizo en Seseña (provincia de Toledo).Por su parte, el alcalde de Ulea, José Bolarín (PP), replica que «el proceso de alegaciones sigue abierto y cuando llegue el momento, se resolverán». Añade que «el informe de la Confederación no es vinculante, y además nosotros tenemos firmado un convenio con el Ente Público del Agua». Este convenio obliga al Consistorio a garantizar la llegada de agua a sus ciudadanos.Sobre la titularidad de la zona afectada por los planes, segunda queja de los agricultores, Bolarín explica que «según la nueva Ley de Suelo, no es necesario que los promotores de un plan sean los propietarios del terreno».El proyecto ya está aprobado inicialmente, a la espera del visto bueno definitivo.
Publicar un comentario