miércoles, 4 de febrero de 2009

Pequeñas cosas que hacen otras muy grandes

Las concejalías de Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Molina de Segura colaboran en la sustitución de las luces de los antiguos semáforos por otras con una nueva tecnología, que permite reducir el gasto energético y aumentar la seguridad vial.

Con la instalación de las nuevas luces se pretende conseguir un ahorro energético del 86%, ya que el consumo diario de los antiguos semáforos con lámparas incandescentes era de 2.289,84 Kw., mientras que con la instalación de los nuevos semáforos LED (Light Emitting Dioses o diodos luminiscentes), el consumo diario se reduce hasta los 327,12 Kw.

El ahorro energético supone una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero. Con los semáforos anteriores era de 0,877 toneladas de CO2 diarias; con los nuevos semáforos LED se reduce hasta las 0,125 toneladas al día. Además, su duración es de unos 10 años, frente a los 6 meses de duración media de las actuales lámparas.

1 comentario:

Dolores-Mandy dijo...

La cosa es ir innovando y adecuando el gasto de energía.

Un saludo.

PD: Voy a cerrar el blog de personajes mitológicos.