sábado, 2 de mayo de 2009

Si el Ártico desaparece, será irreversible

Al Gore lanzó el pasado martes en Tromsoe, al norte de Noruega, un llamamiento pidiendo una acción rápida para impedir el deshielo del Ártico, que podría ser irreversible.

Al hacer uso de la palabra en la primera conferencia consagrada al deshielo, cuando faltan pocos meses para la cumbre de Copenhague dedicada al clima, Al Gore, ganador del Nobel de la Paz 2007, sostuvo que si no hay una movilización, los bancos de hielo del Artico podrían desaparecer para siempre.

"El hielo es importante para el ecosistema de la Tierra por numerosos motivos, pero uno de ellos está vinculado a su capacidad de reflejar", afirmó. Los bancos de hielo devuelven 90% de las radiaciones solares a la atmósfera, mientras que las masas de agua oscuras que la reemplazan cuando retrocede absorben el calor, lo que aumenta el calentamiento climático.

"De modo que si (el hielo) desaparece, debemos recordar que no volverá a menos que actuemos rápidamente", explicó Gore. "Porque si la temperatura terrestre continúa aumentando, el calor se propagará a las profundidades más bajas del océano Artico y será imposible que el hielo vuelva".

Publicar un comentario