sábado, 8 de agosto de 2009

Matar por matar

Posiblemente, como a muchos de vosotros y vosotras, os ha llegado un correo electrónico con la matanza de delfines calderones, algo que se repite cada primavera, según reportajes.org, y que tiene por objeto ver quien la tiene más larga y más gorda.

Las imágenes son crueles. Las he copiado de la bitácora de mi amiga Pilar López Bernués y, si son de ahora, recientes, como de hace años, son una monstruosidad, una muestra de cómo los humanos somos capaces de acabar con todo lo que nos rodea, aunque en ello arrastre nuestra propia supervivencia.

Las imágenes lo dicen mucho mejor que yo.


Publicar un comentario