lunes, 31 de agosto de 2009

Otra alternativa: implantación de bosques artificiales.

El equipo del Instituto de Ingenieros Mecánicos británico asegura que una plantación de 100.000 árboles artificiales reduciría las emisiones de CO2 en menos de 15 años. Los expertos que han elaborado esta investigación afirman que el planeta sólo dispone de unas "pocas décadas" para reducir los gases contaminantes. Aseveran que la cantidad de CO2 que existe en la atmósfera es tan elevada que el peligroso incremento de la temperatura global en los próximos años "parece inevitable".

Leed más.

¿Pero, digo yo, aunque se siga talando el Amazonas? ¿Aunque Borneo pierda miles de hectáreas de selva al año? ¿Aunque Birmania también las pierda?
Publicar un comentario