jueves, 8 de octubre de 2009

El 18 % del gasto de los hogares es energía.

Los hogares se han convertido en un foco de consumo de energía, con un 18% del gasto total. El ritmo actual ha derivado en un despilfarro energético que no sólo perjudica al medio ambiente, sino que también afecta directamente al bolsillo del consumidor. Lo cierto es que además de ser el camino más eficaz para reducir las emisiones contaminantes de dióxido de carbono a la atmósfera, y por tanto detener el calentamiento global del planeta y el cambio climático, el ahorro y la eficiencia energética proporcionan ventajas para la economía diaria.


Según el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (Eren) se entiende por eficiencia energética "un conjunto de programas y estrategias para reducir la energía que emplean determinados dispositivos y sistemas sin que se vea afectada la calidad de los servicios suministrados".


Fuente y autor, leed más.

Publicar un comentario