lunes, 9 de noviembre de 2009

Inaugurada caldera biomasa para la piscina municipal de Molina de Segura

El Ayuntamiento de Molina de Segura, a través de un acuerdo con la empresa de Servicios SERCOMOSA, ha dotado a la Piscina Municipal Cubierta El Romeral de un avanzado y ecológico sistema de aprovechamiento térmico de biomasa para la producción de Agua Caliente Sanitaria, Calefacción y Climatización. Se trata de una experiencia pionera en la Región de Murcia, para la que se ha contado con una de las empresas de proyectos de energías renovables con más solvencia y experiencia de la Región, Cero Grados Sur. Las nuevas instalaciones fueron visitadas el pasado viernes, 6 de noviembre por el alcalde, Eduardo Contreras Linares, el director gerente de la empresa Cero Grados Sur, Francisco Alcaraz, el gerente de la empresa de servicios SERCOMOSA, Juan Romero, el concejal de deportes, Jesús Maeso Monge, y el concejal de medio ambiente, José Antonio Carbonell Contreras.

El nuevo sistema cubre las necesidades energéticas de la piscina municipal sustituyendo el habitual consumo de combustibles fósiles por biomasa, a través de una caldera de última generación modelo Froling Turbomatic de 110 kw. Se trata, según una opinión ampliamente reconocida entre los profesionales del sector, de la mejor Caldera de Biomasa del mundo, y ha sido traída hasta Molina de Segura directamente desde Austria, donde la marca fabrica modelos con éxito desde hace más de 30 años.

El beneficio obtenido por este sistema es doble. Por un lado, el consumo de biomasa como combustible da lugar a un ahorro de tipo económico, debido a que su coste es muy inferior al de las fuentes convencionales de energía. Por otro lado, contribuye a evitar el aumento de las emisiones de dióxido de carbono, ya que el CO2 que se desprende de la combustión de estos residuos no es otro que el usado por el mismo ser vivo para formarse y crecer. Las plantas, al realizar la fotosíntesis, necesaria para su crecimiento, absorben CO2 de la atmósfera y fijan en su organismo el carbono contenido en dicho dióxido. Cuando se produce la combustión de la biomasa, es ese mismo carbono el que se vuelve a combinar con el oxígeno, produciendo de nuevo CO2. Así, al cerrarse un ciclo completo, el balance de CO2 es neutro.

La inversión de 60.000 euros se recuperará en tres años con los beneficios del ahorro energético y las subvenciones de la Comunidad Autónoma. Desde el punto de vista ambiental, la producción de calor en el circuito hidráulico de la caldera evitará un incremento anual de 42 toneladas de CO2 en la atmósfera, incremento que se produciría de seguir generando esta energía por medios convencionales. Por ilustrar esta cifra de forma gráfica, se trata de una cantidad de Dióxido de Carbono similar a la que emiten 3.000 coches a la semana que realicen todos los días el itinerario de ida y vuelta de Molina de Segura a Murcia.
Publicar un comentario