jueves, 3 de diciembre de 2009

El mapa del tiempo

El filósofo John Gray reflexiona sobre el cambio climático y la lucha contra él, como uno de los principales desafíos del planeta.

En un artículo publicado en el ABCD de Las Arte y Las letras, nº 924, analiza las posibles soluciones- más allá de las lecturas demagócicas- a una crisis de la que depende el futuro de la Humanidad.



Una atmósfera de irrealidad impregna el debate sobre el cambio climático. Ahora la gente acepta que está teniendo lugar un cambio en el clima del mundo y que dicho cambio ha sido desencadenado por la actividad humana. Muchos científicos han llegado a creer que el cambio en el clima es de una escala mayor (y pudiera ser que más abrupto) de lo que se pensaba hace tan sólo unos años. Parece razonable concluir que la necesidad de una respuesta política eficaz es más urgente que nunca. A pesar de ello, los gobiernos y la opinión pública parecen estancados en una forma de pensar que prácticamente garantiza que cualquier medida que se tome será ineficaz o contraproducente. Gran parte de la retórica pública tiene un tono extremadamente moralista y produce o bien medidas simbólicas, que tendrán poco o ningún impacto práctico, o exigencias para la reconstrucción de toda la economía global.


(No he podido encontrar el enlace del ABCD, pero podéis pinchar AQUÍ). Seguir leyendo.

Publicar un comentario