domingo, 20 de diciembre de 2009

La cumbre del clima: fracaso para la humanidad

Copio y pego esta reflexión de David Mateo, en su La sombra de Grumm:

Iba a ser la gran esperanza, el lugar donde se responderían a todos nuestros miedos...



Pero...



¿Y cuál es el resultado final?

Cumbre de Clima: los medios del mundo hablan de fracaso
Resaltan el sabor amargo dejado por el acuerdo mínimo de lucha contra el cambio climático maquinado por un grupo de potencias industrializadas y emergentes.

Los medios de prensa de todo el mundo ponían de relieve hoy el sabor amargo dejado por el acuerdo mínimo de lucha contra el cambio climático pergeñado en la Conferencia de la ONU en Copenhague por un grupo de potencias industrializadas y emergentes.

Muchos editorialistas sostuvieron que el acuerdo fue un "fracaso" y lo tildaron de "decepcionante", con medidas que apuntaban sobre todo a salvar la cara de los organizadores, por no haber logrado fijar objetivos de reducción de las emisiones contaminantes.

La Conferencia se conformó finalmente con "tomar nota" del Acuerdo de Copenhague, sorteando así la imposibilidad de una adopción consensuada.

"Objetivos reducidos, metas abandonadas: Copenhague acaba en fracaso", señaló en titular la edición en internet del diario británico The Guardian.

"La conferencia sobre el clima de la ONU alcanzó un débil esquema de un acuerdo global la pasada noche en Copenhague, que se quedó muy lejos de lo esperado por Gran Bretaña y muchos países pobres y deja por delante meses de negociaciones", indicó el diario.

"El 'histórico' acuerdo sobre el cambio climático en la conferencia de Copenhague acabó en caos después de que algunos países en desarrollo rechazaran el plan para luchar contra el cambio climático defendido por el presidente estadounidense, Barack Obama", recalcó el Daily Telegraph.

"Muchos objetivos sin cumplir", tituló por su parte el estadounidense The New York Times.

"El acuerdo incluye muchos temas que los líderes vinieron a tratar. Pero ha dejado descontentos a muchos de los participantes en las negociaciones sobre el clima, desde los europeos, que ahora son los únicos del mundo sometidos a un régimen de control de las emisiones, hasta los delegados de los países más pobres, que critican haber sido apartados de las negociaciones cruciales", agregó.

"Las potencias resuelven la Cumbre del Clima con un pacto insuficiente", tituló en portada el diario español El País, que añadió: "Las grandes ambiciones quedarán guardadas para mejor ocasión".
"Acuerdo de mínimos en Copenhague", destacó por su parte El Mundo.

La conferencia mostró que "las potencias de este mundo son incapaces de tomar las decisiones claras y voluntarias que se imponen y no lograr más que un acuerdo de mínimos que apenas salva las apariencias", valoró el diario francés Libération.

Le Figaro toma nota de la "inmensa decepción" provocada por la cumbre y concluye que "los últimos días muy tensos de Copenhague han mostrado hasta qué punto las fracturas eran profundas entre los países ricos y los países en vía de desarrollo".

En Italia, La Stampa calificó el resultado de "acuerdo de fachada", un "pacto firmado en el último minuto al final de un día frenético y con el objetivo de salvar la cara".

"La conferencia sobre el clima finaliza con un acuerdo flojo", tituló el diario holandés Volskrant en su edición en internet. Tan sólo el cristiano Trouw lo calificó de "un primer paso prudente hacia un tratado vinculante".

"La intransigencia de Estados Unidos y de China impidieron el éxito", escribió el diario polaco Gazeta Wyborcza. "El resultado real de las penosas negociaciones de la cumbre es lamentable", añadió.

En Dinamarca, país organizador, la prensa estimó que la cumbre dejó en evidencia la emergencia de un nuevo orden mundial, con China que rechaza ceder frente a Estados Unidos e impone su condición de superpotencia.

"La caótica reunión climática reveló que Washington no decide más y que ya no hay consenso político entre los países del mundo", estimó el diario Politiken, de centro izquierda, destacando que "China se afirma como superpotencia"

Pero no nos preocupemos, nuestro gran presidente del gobierno nos va a dar la solución...

¿Alguien sigue pensando que vamos a salvarnos cuando los que tienen que reaccionar no reaccionan y se quitan las pulgas de sus trajes de armani señalándonos con el dedo?
Eso sí, carriles bicis que no falten.

Y con esto y un bizcocho, los principales líderes mundiales de nuestro planeta le desean a todos sus habitantes felices navidades y feliz 2012... perdón, 2010. Que ustedes duerman tranquilos en sus camas.

1 comentario:

Ecke... dijo...

Todo es una gran parafernalia, y aún así dejamos que se de...
Pasividad.

Saludo.Muy bueno.