sábado, 30 de enero de 2010

El PP de Murcia "alicatará" hasta la Fuensanta, en el único espacio natural en la falda del monte

VMPress.
El grupo Socialista en el ayuntamiento de Murcia ha votado, en el pleno municipal celebrado hoy en la Glorieta, en contra del plan parcial, apoyado en exclusiva por el Partido Popular (PP), que permitirá levantar 1.300 viviendas, con edificios de cuatro plantas, en el único espacio natural que queda libre entre las pedanías de Santo Ángel y Algezares, en la falda del monte de la Fuensanta, en la zona conlindante al parque regional de El Valle - Carrascoy.

El edil socialista Marcos Ros, quien ha mantenido hoy un intenso debate con el concejal de Urbanismo, Fernando Berberena, ha denunciado que “con esta actuación el PP cierra la única ventana que nos queda para ver el monte desde Murcia”.

"No es necesario alicatar hasta el santuario y pisotear aún más nuestro paisaje, nuestro entorno, nuestras tradiciones y nuestra cultura. Con este plan parcial se levanta un muro de viviendas entre Murcia y el monte”, denuncia el edil socialista.

Berberana ha indicado que la nueva urbanización mejorará la estructura e imagen de la zona. Por el contrario, Ros le ha recordado al concejal 'popular' que una de las conclusiones del informe sobre este plan parcial elaborado por la dirección general del Medio Natural dice textualmente que “los valores paisajísticos y etnográficos del entorno son notables" y que "estos afectan directamente al entorno del santuario de la Fuensanta y del parque regional, disminuyendo en gran medida la calidad visual de esta zona del municipio de Murcia”.

Algo habrá que respetar

“Algo tendremos que respetar, no es necesario construir en todos sitios”, ha defendido Ros, quien también ha subrayado que “en Murcia ya existen miles de viviendas vacías y, en el caso de la Costera Sur, por citar un ejemplo, los ciudadanos ya están sufriendo las consecuencias de un modelo urbanístico depredador, con miles de viviendas edificadas que no disponen de servicios esenciales, tales como consultorios, guarderías, centros de día; y que, además, soportan las mismas infraestructuras de comunicación.

La gran urbanización aprobada por el PP, contra los votos de PSOE e IU Los Verdes, ocupará 223.544 metros cuadrados y se podrán construir 1.300 viviendas , sólo 130 de ellas de protección oficial. Según el proyecto, se conservará el edificio Torre Cierva y sus jardines adyacentes, que son propiedad de Cajamurcia, que tiene previsto convertirlo en un museo que muestre los valores de la zona.

No hay comentarios: