lunes, 26 de julio de 2010

Agua embotellada, ¿quién la necesita? (Bottled Water - who needs it?)



La cadena británica BBC emitió el documental “Agua embotellada ¿quién la necesita?” donde, según las investigaciones realizadas, se afirma que en términos de producción, una botella de litro de las marcas Evian o Volvic genera hasta 600 veces más CO2 que un litro de agua del grifo.

Tim Lang, comisario del gobierno británico funcionario al área de recursos naturales, afirma que “debemos hacer creer a la gente que el agua embotellada no está de moda, tal y como se hace con el tabaco. Necesitamos una campaña similar para convencer a la gente de que no es correcto”

Pues según los últimos estudios realizados, beber una botella de agua embotellada tiene el mismo impacto en el medio ambiente que conducir un coche durante un kilómetro. Los grupos conservacionistas y los proveedores municipales de agua han iniciado una campaña contra los embotelladores de agua mineral, una industria que en Gran Bretaña mueve 2.670 millones de euros al año.

Phil Woolas, ministro de medio ambiente, añadió que la cantidad de dinero gastada en agua mineral “está llegando al límite de lo moralmente aceptable”.

En los Estados Unidos, por ejemplo, es una moda exclusiva beber agua mineral importada de Fiji. Te preguntaras el porqué semejante cosa. Pues el agua proviene de un manantial de la Sierra de Yaqara, en las Montañas Nakauvadra, lugar remoto y alejado de cualquier foco contaminante; su mineralización le ha ganado varios premios a la excelencia. Casi un icono de la cultural elitista… pero ¿cuánto cuesta cada botella de agua de Fiji que se bebe en los EE.UU.?.

Un verdadero experto, el ingeniero en sostenibilidad y MBA Pablo Päster, ha realizado un estudio exhaustivo sobre el coste de llevar un litro de agua de Fiji a los Estados Unidos. En sus cálculos, incluyó:

  • La producción de la botella en China
  • El traslado de las botellas vacías a Fiji (se gasta más agua en la fabricación de una botella que la que esta contiene en su interior).
  • El transporte de la botella hasta los Estados Unidos por barco.

    Así, Päster llegó a la conclusión de que la manufactura y transporte de un kilogramo de agua de Fiji embotellada

    • consume 26,88 kilogramos de agua,
    • 0,849 kilogramos de combustible fósil (un litro) y
    • emite 562 gramos de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

    Tengamos en cuenta que no se incluyeron en los cálculos los costes de distribución del agua a lo largo del país.

    Piensa: gastan la cantidad de agua que bebes multiplicada por 26. Y una cantidad de combustible similar a la del agua que bebes… vuélvelo a pensar.


Ver también AQUÍ.

No hay comentarios: